Documento sin título

El cine como herramienta para educar mentes y corazones

El cine como herramienta para educar mentes y corazones
El cine como herramienta para educar mentes y corazones

En el colegio Nicolás Buenaventura de Suba, el séptimo arte se ha convertido en el principal aliado de los docentes para enseñarles a sus 1.800 estudiantes nuevas y diferentes formas de ver e interactuar con el mundo. Una apuesta de paz, sana convivencia y ambientes de aprendizaje en la escuela.

En el salón de audiovisuales del colegio Nicolás Buenaventura, la profesora Olga Alvarado inicia una de las clases más esperadas por sus estudiantes de 9º de bachillerato. Se trata del ‘Buenaventura Cine Foro’, una iniciativa que utiliza el séptimo arte como herramientas para educar mentes y corazones.

“Aunque parezca una actividad sencilla, el cine foro nos ha permitido trabajar diversos temas dentro del proyecto de cada ciclo. En este caso, todo gira en torno al proyecto de vida. Las películas nos han permitido reflexionar con los estudiantes para que interioricen más este tema. Bien dicen por ahí que, a veces, una imagen vale más que mil palabras”, explica la profesora Olga que hoy realiza con sus estudiantes el taller de la película ‘La vida secreta de Walter Mitty’.

Luego de responder a la pregunta ¿Qué riesgos has corrido para alcanzar tus metas? los alumnos se centran en la elaboración de un dibujo con recortes de revistas donde deben plasmar cuáles son sus sueños. Paso seguido, varios de ellos comparten con la clase su trabajo y el mensaje que les dejó la película.

“Yo quiero ser policía y tener, al mismo tiempo, una carrera de chef. Yo sé que no va a ser fácil, pero si Walter Mitty salió de su zona de confort, uno también debe atreverse para alcanzar sus sueños”, comenta Adriana Bonilla de 14 años.

Es por reflexiones como estas que la rectora Janeth Patricia Gómez y la coordinadora académica Clara Inés Chaparro, gestoras del cine foro, están convencidas de lo útiles que pueden ser las películas cuando de hacer pensar y expandir la mente se trata.

“El cine te permite salir de tu cotidianidad y te muestra infinidad de visiones de lo que es el mundo. Eso, en la mente de cualquier persona, en especial en la de un niño o un joven, puede ser una experiencia maravillosa. Precisamente es lo que buscamos con ‘Buenaventura Cine Foro’: que nuestros niños se enamoren de la magia del séptimo arte y desarrollen diversas habilidades para interactuar con el mundo”, señalan Janeth y Clara, quienes ahora comparten su amor por el cine con los 1.800 estudiantes de este colegio de la localidad de Suba.

Formando mejores ciudadanos través de la pantalla grande

Formar y fortalecer las competencias ciudadanas y de convivencia, así como afianzar el pensamiento crítico de los estudiantes, son los objetivos de este proyecto donde todos los estudiantes del Nicolás Buenaventura están involucrados.

“Quisimos crear un espacio que fuera más allá del aula y que nos permitiera afianzar los temas de los proyectos de ciclo. Optamos por el cine porque capta la atención de los niños y es capaz de abordar cualquier temática”, explica la coordinadora Clara.

Cada dos meses, se dan inicio a los ciclos de cine. De acuerdo al tema que cada curso esté trabajando, se seleccionan las películas que, luego de verlas, se trabajan en el salón de clase mediante talleres prácticos. En el de la profesora Olga con la película ‘La vida secreta de Walter Mitty’, que cuenta la historia de un joven soñador pero tímido que tiene miedo a cruzar los límites hasta que conoce a la mujer de sus sueños, da pie a explorar los proyectos y sueños de los estudiantes.

“Este tipo de actividades, sencillas pero muy fructíferas, permite que los niños reflexionen y vayan un poco más allá -comenta la profesora Olga-. Muchos de nuestros estudiantes no tienen los recursos para conocer otras culturas, dinámicas y ambientes, pero sí las pueden experimentar a través de la pantalla grande, esto les abre el mundo y les muestra la infinidad de posibilidades que existen en él”.

Cine para aprender, crecer y compartir

Para esta comunidad educativa, son muchas las cosas que el cine les ha dejado. Disciplina, creatividad, capacidad de argumentación, escucha y desarrollo del pensamiento crítico, son algunas de ellas. A esto se suma el gran aporte que ha hecho el proyecto a la sana convivencia que se respira en este colegio.

“En el cine foro se mezclan estudiantes de diferentes grados y esto ha permitido que interactúen más entre ellos, lo que les ha enseñado a valorarse y respetarse más (…)

creo que desde el inicio este proyecto ha hecho entender a docentes y estudiantes que todos somos parte de una misma comunidad y que por eso debe prevalecer el buen trato”, asegura la coordinadora Clara.

El éxito del ‘Buenaventura Cine Club’ ha sido tan grande que, además de llegar a la sede rural de este colegio, ha traspasado las paredes de la escuela para tomarse otros ambientes de la ciudad e incluir a en este proceso a las familias.

“Cada semestre, vamos al cinema más cercano a nuestro colegio e invitamos a los padres de familia. Esto ha sido maravilloso porque permite tocar temas que, de otra manera, no serían fáciles de abordar”, asegura la rectora Janeth.

Seguir fortaleciendo este proyecto es el objetivo de esta comunidad educativa que le apostó a la creación de diferentes y novedosos ambientes de aprendizaje para hacer del proceso educativo una experiencia agradable, capaz de dejar huella en los estudiantes.

“El cine foro es una de mis clases favoritas porque me saca de la rutina, me enseña cosas nuevas y siento que me ha hecho una mejor persona porque he aprendido a ver y leer las películas de otra manera, y cuando uno hace eso, puede sentirse identificado o comparar con algo que le esté sucediendo, y eso lo marca a uno, lo hace crecer”, asegura Sabino Devia quien sueña con ser futbolista profesional y conocer el estadio del Barcelona.

Sí, no es fácil, pero este joven estudiante sabe que dentro de él están las herramientas necesarias para llegar a donde desee, solo se trata de que las descubra y se atreva a usarlas, tal como se lo enseñó Walter Mitty.

Porque una ciudad educadora es una Bogotá mejor para todos.

Por Paula Andrea Fuentes

Fotos Juan Pablo Duarte

(Original publicado por Juan Manuel Cruz Pinto)
Valora este artículo del blog:
Presidente Santos y MinEducación premian a los 15 ...
Veeduría Distrital premiará iniciativas de control...