Documento sin título

Señor padre de familia: ¿Ya vio "Mujer Maravilla" con su hija?

Wonder Woman DC Comics Warner Bros Pictures

 "Wonder Woman" se lanzó a los cines hace unas semanas. Esta nueva película de una heroína básicamente olvidada en las últimas 2 décadas de filmes de superhéroes, ha recibido incontables críticas positivas por permitir el regreso de la superhéroe femenina.

 Para las personas de la Generación X o más contemporáneas, la mujer maravilla interpretada por Linda Carter es lo más representativo que se tenía en la memoria de esta super heroina y que tal vez era la nostalgia de esas épocas de los años 80s, lo que se quería revivir en este filme para capturar un público resagado en los títulos del cine moderno, sin embargo lo que ha pasado es que el público que mejor ha recibido este nuevo super héroe, del que debido al impacto en la taquilla se le garantiza desde ya una segunda parte, han sido las niñas y queremos explorar este impacto en las expectadoras más pequeñas.

El mensaje de una superhéroe femenina básicamente es que las chicas son seres poderosos, que pueden cuidar no sólo de sí mismas, sino de otras personas. Y pueden manejar problemas de la vida. Sí, estoy hablando de un personaje de ficción, pero es bueno considerar algo y es que parte de los juegos fantasiosos para muchos niños pequeños es ser un héroe de acción que salva el día, y tener personajes que puedan ser relacionados a sus propias vivencias o capacidades envía el mensaje de que las niñas también tienen en su ser las mismas agallas y determinación que los niños para que ellas también puedan jugar a ser la heroína que salva el día.

​Empoderamiento femenino a edades tempranas

 Los muchachos también son afectados por las héroes femeninas cuando empiezan a ver a las niñas como iguales, que son poderosas y fuertes por derecho propio y porque no, físicamente. Las niñas pueden ser fieras y no siempre necesitan ser rescatadas, sino que también pueden ser rescatadoras. En pocas palabras, ayuda a cambiar la perspectiva del común de la sociedad en la que siempre hemos visto a las niñas como el sexo débil, a una muy distinta en la que ahora son poderosas. 

Las chicas pueden ser vistas como disruptoras. La "Mujer Maravilla" no solo recurre al estereotipo habitual de las películas de super héroes en el que un traje provocativo y ajustado, la piel expuesta y un físico sexy, pesan fuertemente en la esencia del personaje, siendo casi la esencia sus características externas, sino que esto pasa a un segundo o tercer plano cuando se centra en sus poderes internos, en lo que piensa, quien es, de lo que está hecha y de lo que es capaz.

 Es por esto que considero un sano ejercicio de empoderamiento y disrupción el llevar a tu hija 8, 10 o 15 años a ver la "Mujer Maravilla". De hecho me atrevería a sugerir que sea el padre el que invite y acompañe a su hija a ver la película, como una muestra de que el primero que reconoce el poder y de lo que puede ser capaz de hacer su pequeña es él, su primer super héroe.

Valora este artículo del blog:
¿Por qué estudiar Administración de Empresas? - ra...
'ColaboraTIC', la gran red de Popayán