Documento sin título

Aprender y emprender: así lo hacen estudiantes con discapacidad del colegio Gustavo Restrepo

Aprender y emprender: así lo hacen estudiantes con discapacidad del colegio Gustavo Restrepo
En esta institución oficial de Rafael Uribe Uribe, que atiende a más de 400 estudiantes en condición de discapacidad cognitiva, maestros combinan los aprendizajes curriculares con un proyecto de emprendimiento que los anima a forjar sus proyectos de vida. Conozca esta experiencia de inclusión educativa en Bogotá.

Durante todo el año escolar, los 411 estudiantes en condición de discapacidad cognitiva leve y moderada del colegio Gustavo Restrepo, llevan a cabo un proceso de educación ocupacional en el cual amplían y diversifican los aprendizajes de aula a través de la exploración de diferentes técnicas y oficios.

Para la coordinadora Sonia Yaneth Córdoba, la educación ocupacional y los talleres pre ocupacionales brindan a los estudiantes en condición de discapacidad herramientas para la vida productiva y facilitan los procesos de aprendizaje de los contenidos curriculares. Es una ganancia de doble vía.

“Se trata de brindarles a los estudiantes herramientas que les permitan formular estrategias de emprendimiento articulando lo adquirido en la formación académica y vocacional con sus gustos, necesidades y proyectos de vida”, cuenta la docente.

Los proyectos empresariales y productivos de los estudiantes se mostraron en la Feria de Emprendimiento de las aulas de apoyo especializadas de esta institución, que se llevó a cabo la semana anterior. Un espacio al que asistieron padres de familia y comunidad educativa en general, en donde los expositores exhibieron sus impresionantes iniciativas en producción de alimentos, tejidos, marroquinería, costura, entre otros, dejando ver sus capacidades y talentos.

“Para nosotros, la parte ocupacional es la didáctica para aprender lo académico. Por medio de estas actividades, que a los muchachos les resultan lúdicas y entretenidas, integramos los conocimientos académicos de matemáticas, de ciencias, de lenguaje. Por ejemplo, en marroquinería tienen que utilizar el metro, cortar, confeccionar; ahí trabajan los sistemas de medida, la aritmética y la motricidad fina. Para ellos es más fácil adquirir el conocimiento por esta vía”, sostiene la docente.

Continuar leyendo
Valora este artículo del blog:
11415 Hits
0 Comentarios